Cada vez es más frecuente conocer nuevos casos de ciberataques a empresas y organizaciones del país. Hace unos meses repasábamos los 5 ataques de tipo ransomware más sonados en España y estos no han cesado en los últimos meses. Si bien existen varias herramientas para prevenir graves consecuencias ante estos ciberataques, una de las más seguras es el Disaster Recovery Site.

DR Site es un plan de contingencia del que puede hacer uso la empresa para recuperar y restaurar su infraestructura tecnológica y operacional cuando el centro de datos habitual queda inutilizable. Esta segunda ubicación debe ser estudiada y analizada al detalle teniendo en cuenta los costes y los riesgos.

Hay empresas que no pueden permitirse estar inactivas durante unas horas mientras se recupera la última copia de seguridad. Por ello, con DR Site se levanta un segundo centro de datos que permite a los empleados reanudar sus tareas tras un desastre en el CPD principal, en cuestión de minutos.

 

¿Qué tener en cuenta al contratar DR Site?

  • Localización: Es importante tener en cuenta la ubicación de este segundo centro de datos, puesto que de la distancia puede depender la efectividad del plan de contingencia. Cuanto más cerca esté el “site” de emergencia, menor será la latencia y, en consecuencia, mayor será la velocidad para que los trabajadores puedan seguir con la operatividad de la empresa.
  • Duración: ¿Cuánto tiempo va a necesitar la empresa usar este DR Site? Es bastante complejo de saber con anterioridad, pero es bueno tener un plan en caso de que la empresa necesite esa segunda localización mucho tiempo.
  • Coste: Conocer la cantidad de capital que se quiere invertir en el Disaster Recovery Site, pues cuanto más se invierta, más recursos habrá disponibles y más facilidad para volver a la normalidad. La empresa debe valorar el coste y los beneficios de esta tipología de plan de contingencia.
  • Recursos: Clasificar cuáles son los recursos imprescindibles para la empresa en caso de desastre es muy valioso. ¿Qué tecnología y recursos no pueden fallar para continuar con la productividad de la empresa con normalidad? ¿Es necesario tener acceso a todos los datos corporativos o los empleados pueden operar de forma independiente en los sistemas? El plan, como ya hemos comentado, debe ser analizado y estudiado con detenimiento para escoger el mejor Disaster Recovery.
Disaster Recovery

Cómo funciona El Disaster Recovery Plan

Disaster Recovery no es una copia de seguridad, no recupera la información de un punto anterior en el tiempo. Un Disaster Recovery Plan define todas las operaciones a realizar ante una situación de desastre. No se centra únicamente en recuperar los datos, sino que también se centra en las funcionalidades necesarias para que la empresa pueda continuar trabajando.

El plan de contingencia incluye el protocolo de actuación y las metodologías que se deben utilizar cuando se produzca la inutilización de uno o varios de los sistemas informáticos de una empresa. El principal objetivo del plan ante desastres es volver a poner en marcha los procesos críticos de una empresa en el mínimo tiempo posible. La finalidad es minimizar el impacto producido por el desastre.

Cuando se plantea el plan, normalmente se definen dos puntos clave, ampliamente definidos en el este artículo de Veeam:

  • RTO (Tiempo Objetivo de Recuperación): Tiempo máximo que la actividad de la empresa puede verse interrumpida.
  • RPO (Punto Objetivo de Recuperación): El punto anterior en el tiempo al que estamos dispuestos a volver para recuperar los datos y otras funcionalidades de la empresa.

Beneficios de un Disaster Recovery Plan

Con un plan ante desastres se pueden recuperar sistemas, servicios y datos corporativos en el mínimo tiempo posible. Es la manera más efectiva y rápida de recuperar la normalidad de una empresa tras un desastre como un incendio o cualquier catástrofe. ¿Qué ventajas tiene contar con un plan de recuperación ante desastres?

  1. Continuar inmediatamente con la actividad del negocio.
  2. Salvaguardar la imagen de la empresa.
  3. Evitar o reducir al máximo las pérdidas económicas.
  4. Garantizar el acceso a los datos corporativos.
  5. Planear con antelación las consecuencias tras el desastre
  6. Mejorar la confianza de los clientes y la confiabilidad en la empresa.

¡Hola! Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto